Clinica Veterinaria Mares


-???-

VAN TURCO


Origen:
Turquía
Peso:
3 a 8,5 kg


Descripción:

Completamente blanco, con una mancha en la cabeza y una hermosa cola de color Este gato, variedad más maciza del Angora turco, debe su nombre al lago de Van, situado en las cercanías del monte Ararat, en Turquía oriental. Si bien se trata de una raza muy antigua, ya descrita en el siglo XVIII, su verdadera cría en Europa sólo comenzó en 1955, cuando una criadora británica, Laura Lushington, introdujo a estos gatos en su país. El GCCF y la FIFe la reconocieron en 1969. El Van turco llegó a los Estados Unidos en 1982, donde la CFA y la TICA lo homologaron. A pesar de todo, esta raza está muy poco difundida en Europa.


Cabeza:

Tamaño mediano o grande, por lo menos tan larga como ancha. Contornos redondeados. Ausencia de ángulos y líneas rectas. Pómulos altos. Hocico lleno, redondeado. Nariz con un ligero stop. Pinch visible. Mentón algo redondeado.


Ojos:

Grandes, en forma de nuez o de hueso de melocotón, ligeramente oblicuos. Párpados rodeados de rosa. Color: azul, ámbar o dispares. El verde está admitido, pero se prefiere el ámbar.


Orejas:

Grandes, anchas en la base, de inserción alta, con puntas ligeramente redondeadas.


Cuerpo:

Largo, grande, fuerte. Caja torácica redondeada. Ancas bastante anchas. Osamenta fuerte, musculatura bien desarrollada.


Cola:

De longitud mediana, gruesa, tupida, hirsuta o con penacho. Los pelos deben tener cinco cm de largo como mínimo. El color es homogéneo en toda la cola.


Pelaje:

Pelo semilargo o largo. Suave, sedoso, sin subpelo. Collar y calzón tupidos en invierno. Pelaje de color blanco puro. Manchas simétricas en la base de las orejas, de color rojo (color caoba) o crema, separadas por una flama blanca. En la grupa, otra mancha se extiende hasta la punta de la cola. La disposición de estas manchas constituye el motivo “Van”. Principales colores reconocidos: rojo y blanco, crema y blanco.


Carácter:

Este gato es particularmente rústico, robusto y muy vivaz, y le gusta nadar. Tenía la reputación de ser un gato agresivo, pero gracias a la selección, se ha vuelto sociable, sobre todo con sus congéneres. Es independiente, de un carácter bien enérgico y juguetón. Se muestra muy afectuoso e incluso posesivo con respecto a sus amos. Es un excelente compañero, dotado de una voz moderada. Se adapta a la vida en un apartamento, pero es preferible que cuente con un vasto jardín con un estanque. Su desarrollo es lento y necesita entre tres y cinco años para alcanzar su belleza definitiva. Fuera del período de muda, muy abundante antes del verano, el mantenimiento de su pelaje sólo implica un cepillado semanal.





-???- | -???-